Les Borges Blanques - Lleida
+ 34 626 89 74 12
- info@cosesdelmon.es -

Carros de Foc 2018

Una experiencia inolvidable

Ha sido una de las mejores experiencias de mi vida, me lo he pasado muy bien aunque el esfuerzo físico ha sido muy grande. Todo empezó meses atrás cuando una amiga me dijo que iba hacer los Carros de Fuego (Carros de Foc – Parc Nacional d’Aigüestortes i Llac de Sant Maurici), esta es la primera vez que oía hablar de ellos. Pues nos pusimos a preparar la ruta, muy ingenuos de lo que era y a donde íbamos, jeje, así que preparamos una ruta que se pudiese hacer en 7 días. Yo estoy acostumbrado a meterme en todo, sin mirar, pero mis amigas Silvias y un amigo que le comente mis planes no lo están. Así que el primer día nos encontramos, mi amigo y un servidor con una agradable y dura sorpresa. Las Silvias no pudieron venir, !!!de que una se libraron!!!, jajaja ya que una se hizo daño en la rodilla semanas antes del encuentro, así que anulamos sus reservas. Pues os cuento con algunas frases y fotos lo que vivimos.

1 Día

Salimos de Lleida dirección a Sort. Fuimos a  recoger los Forfaits a Spot y de ahí nos dirigimos al parking que hay en el parque a una hora del refugio de Refugi Ernest Mallafré. El forfait incluye un mapa y una gorra. (Carros de Foc Open) y el precio es de 19€. Merece la pena, la gorra es muy chula y el mapa IMPRESCINDIBLE¡¡¡ jeje suerte que lo cogimos.

La subida desde el parking hacia el refugio es suave y agradable, estábamos contentos de estar ahí y disfrutábamos del paisaje. La primera parada fue para sellar nuestros Forfaits en el Refugio de Ernest Mallafré.

Ese primer día, cuando prepare la ruta, mirando las horas totales de caminar y pensando que seria como en el Camino de Santiago, hay que ingenuo, jejeje preparé la ruta saltándome el Refugio de Amitges, asea que no nos quedamos a dormir y nos dirigimos al siguiente Refugio de Saboredo. Os dejo la planificación más abajo.

Ese día fue duro físicamente hablando pero estábamos contentos con nuestras charlas y los paisajes tan bonitos que nos íbamos encontrando. Este primer día puso en evidencia nuestra ingenuidad y vimos que no era tan fácil como en un principio pensábamos, aunque algo intuíamos pero nos dejamos llevar por la aventura de descubrirlo por nosotros mismos o mejor dicho no hicimos los deberes, jeje y eso al final trae sorpresas, jejeje Llegamos al refugio a las 20:40h después de 6h de un duro andar entre piedras… nada que ver con el Camino de Santiago, jajaja a mi amigo le sirvieron la cena aunque fuese tan tarde, ya que en los refugios normalmente se cena entre las 19h y 19:30h pero como sabíamos que llegaríamos tarde avisamos y le reservaron la cena. Nos dieron una regañina por llegar tan tarde porque ellos están atentos si alguien tiene reserva y no llega tienen que avisar de que algo puede pasar. Es importante tener reserva ya que casi siempre los refugios están llenos y avisar si creéis que vais hacer tarde, que no llegáis para cenar.
La ruta que preparé fue la siguiente:
1 día: desde el parking al Ernest Mallafré y de ahí al Refugio de Amitges, sellar y continuar hasta el Refugio de Saboredo, en donde pasaríamos la noche.
2 día: de Saboredo al Refugio de Colomers, sellar y continuar hasta el Refugio de Restanca para pasar la noche.
3 día: de Restanca al Refugio de Ventosa i Calvell (dormir)
4 día: de Ventosa al Refugio d’Estany Llong (dormir)
5 día: d’Estany Llong a Colomina (dormir)
6 día: Colomina a J.M. Blanc (dormir)
7 día: J.M. Blanc a Ernest Mallafré (dormir)
8 día: Regreso a Les Borges Blanques en transporte público: de Ernest Mallafré al parking del Lago Sant Maurici a 10 minutos, de ahí cogí un taxi hasta el pueblo de Spot (5,25€) y justo al lado de la parada de taxis esta la del Bus del Parc. De Spot hasta Esterri d’Àneu y a esperar dando una vuelta por el pueblo hasta que llegue el siguiente bus para La Pobla de Segur donde coger el tren para Lleida. Llegada a Lleida y esperar el tren para Les Borges Blanques. 

2 día

Empezamos el día cansados ya que el día anterior el esfuerzo fue considerable, el viaje andar entre piedras y alta montaña… llegamos tarde , pero creíamos que ese día mejoraría y que nos recuperaríamos ya que seguro seria el trayecto un poco más amable, jijij En las primeras horas ya vimos que no seria así y que nos encontraríamos con las mismas dificultades. En el refugio de Colomers avisamos que llegaríamos tarde para que no se preocupasen por que teníamos previsto que se nos haría tarde. Lo que no teníamos previsto es que nos lloviese y granizase. jajaj en un principio hasta era divertido y nos hicimos fotos y vídeos pero lo mejor estaba por llegar, Las Tarteras. 
http://gr11travesiadelpirineosur.blogspot.com
Son pasos de montaña en donde no hay camino y tienes que subir o bajar, dependiendo de la dirección, unos enormes bloques de piedras que textualmente son un rompe piernas. Si a eso le sumamos que estaba mojado y resbaladizo la bajada se nos hizo DURISIMA. Estábamos todo el rato en tensión mirando en donde poner los pies para no resbalar y la noche se nos caía encima. 
Pero si eso no fuese poco llegamos al lago al final de la tartera y los dos estábamos ya ansiosos de ver el refugio, por donde para, miramos por aquí y por allá pero no aparecía, ya eran las 19:00h y no podíamos estar lejos y según el mapa parecía que estaba a una «rallitas» de allí en donde esta el lago. 
http://gr11travesiadelpirineosur.blogspot.com
Cruzamos el lago dejándolo a la izquierda y allí al final de un largo descenso, entre el río crecido por las lluvias y las piedras mojadas a unas dos horas de descenso estaba nuestro refugio querido. Al principio se nos cayo la montaña encima o mejor dicho todo se nos cayo encima pero había que hacerlo así que manos a la obra. ¿Como? ¿por donde? aixxxx no hay sitio por donde bajar el río esta crecido y no podemos pasar… hay una solución agarrarse fuerte la pared de roca cercana al río y descender a pulso… conseguimos pasar el primer tramo y después ya encontramos mejor el terreno pero no podíamos correr mucho, cansados o mejor dicho agotados no podíamos cometer errores porque no es una bajada sencilla y mojada lo es menos así que paciencia y hacia adelante. Llegamos por fin y una buena ducha y comer. ¿como será la etapa de mañana?…

Día 3

Pues se presenta bien, podemos descansar ya que solo es un tramo pequeño de 3-4h que para nosotros es un respiro, jejeje pero la sorpresa fue que teníamos que deshacer el camino para ir de Restanca a Ventosa por el mismo sitio de ayer, eso nos desanimo un poco pero salimos temprano y el recorrido ya no estaba tan mal ni tan mojado. Al final tardamos 6h y llegamos a las 15h, para podernos duchar tranquilamente y comer algo. Tiempo de relax y una buena siesta, jejeje

Día 4

Según todos la etapa más dura de los Carros de Fuego. Salir de Ventosa a Estany Llong. 
Y así fue. Piedras, Piedras y más Piedras para pasar el Collet de Contraix (Elevación: 2.748 m) una ruta de las más duras y arriesgadas (ver foto). Apenas puedes guiarte y el recorrido es peligroso, sobre todo en los últimos 200 mts en donde es difícil avanzar ya que las botas no tienen tierra firme en donde agarrarse y más bien parece que te vayas a deslizar montaña abajo en cualquier momento. Buscando un agarre con las manos en todo aquello que parece una piedra, pero no todas están enclavadas y muchas se mueven… todo un reto para los sentidos y un increíble esfuerzo físico para nosotros dos.

 Al final se hace, no somos los únicos, jeje incluso gente más jovencita y mayores la hacen pero no es apta para todo el mundo, jijij. Una vez en la cima queda el descenso por el otro lado, un descenso largo, largo, pasando por piedras enormes y más subidas y más bajadas… toda una etapa Reina.

Día 5

El tramo de ayer nos a dejado magullados después de 12h de caminata las fuerzas para hoy ya estan en los mínimos y mi amigo decide dejar los Carros de Fuego. La verdad es que sus rodillas han aguantado mucho y sin preparación la cosa no es para arriesgarse a tener una lesión. Me parece muy acertada la decisión. Un servidor esta en los mínimos, pero me gusta arriesgar y llegar mi cuerpo hasta el límite y si se romper ya lo repararemos, hoy es hoy y mañana ya nos adaptaremos, eso es lo que más me gusta de la aventura de vivir. jejeje ser arriesgado pero no temerario, aunque algunos salir de casa ya es ser un temerario, jajaja quien sabe si tienen razón pero continué y al final me paso factura, ya tenia varios avisos que mis tobillos estaban sobrecargados, alguna torceduras pero después me recuperaba pero este día de ruta de Estany Llong a Colomines, un día que parecía tranquilo mi tobillo izquierdo me dijo que ya estaba cansado de que lo forzase y me envió una señal que no me paso por alto, jeje así que le hice caso, ¿que raro verdad?, jeje y baje el ritmo, no de velocidad sino de saltar como las cabras del monte. No se de donde traigo esa afición de saltar de piedra en piedra pero me canso menos que bajarlas y subirlas, me es más fácil pegar un bote de una a la otra o saltar al suelo con las piernas juntas, amortiguando… pero ya se acabo, venga haz caso Ram que sino no vas acabar los carros. jeje. Esa voz interior que me acompaña y siempre tiene razón, la puñetera, jiji
Por el camino me encontré con un grupito de personas que ya nos habíamos encontrado en el otro refugio y me invitaron a quedarme con ellos, ya que sabían que mi amigo se había ido. 
Les estoy muy agradecido por su compañía, charlas y la mayoría de fotos que veréis las hicieron ellos (yo me deje el móvil ya que no funcionaba bien) y las han compartido conmigo de todo corazón, así que muchas gracias a Sonia, Carme, Carlos, Xavi, Juan y Miguel.

Día 6

La etapa empezó muy bien, salimos todo el grupito juntos hacia el siguiente refugio de JM Blanc. La etapa no era complicada y todos estábamos cansados, bueno menos Carlos el del baston de «abuelo» que a sus 70 +- parece un chavalin, jejeje. La cosa se torció para mi al descender de una montaña en donde momentos antes les estaba hablando a Carme y Sonia de que una simple piedrecita podía hacernos torcer un tobillo si la cogíamos mal. Pues eso es lo que paso, ya mi tobillo dijo hasta aquí puedo leer.. lo había cuidado, bueno si, un poco tarde después de 5 avisos jejej, pero después del último si que lo cuide, jeje pero ya demasiado cansado una piedrecita de nada me lastimo un musculo del pie, que ni siquiera me acuerdo de que nombre me dijo Sonia tenia. Así que aún con el pie «en caliente» llegue al refugio más o menos bien. Después de la ducha mis amigas Fisioterapeutas (Sonia y Carme) me pusieron un vendaje para que pudiese andar un poco mejor y la verdad es que funciono muy bien. Durante la noche no apoye mucho el pie y parece que al día siguiente podría continuar. 

Día 7

El día se presentaba largo, una etapa complicada de JM Blanc a Ernest Mallafré, creo que la segunda más complicada después del Collet del Contraix, la etapa Reina, ¿recuerdas?. Pues esta con el pie delicado, aún podía ponerlo en el suelo sin sentir dolor, pero no podía coger ni una piedrecita porque al torcerlo un poco sentía el pinchazo de dolor, se presentaba difícil para un servidor. Subidas cortas pero empinadas, bajada larguísima hasta Ernest Mallafré con la compañía de nuestras amigas piedras o pasos de gigante como yo las llamo, jejeje. Hasta llegar a la cima pude seguir al grupo pero una vez allí nos hicimos la foto de despedida, la bajada era larguísima y complicada, ya se los había comentado el día anterior que no me esperasen que yo no podría llevar su ritmo y que me dejasen atrás, pero muy, muy amables y cariñosos me dijeron que no que me esperarían. Ya sabia que eso no seria posible porque no podría seguir el ritmo y no quería hacerles perder tiempo, ellos tenían sus planes así que en lo alto de la cima les dije que por favor se fueran tranquilos que ya a un paso muy lento llegaría a mi destino, que no se preocupasen. Así fue, la bajada era muy difícil para mí y me lo tome con calma, pero de repente dos franceses como si llevasen moto me pasaron colina abajo como si para ellos la gravedad no existiese y lo que yo tarde 30 minutos ellos lo hicieron en 5 minutos. Ahora entiendo que hay personas que hagan los 9 refugios en tan solo 15h, una verdadera proeza ya que para la mayoría 7 o 9 días ya es una odisea. 
Pues una vez llegue a la base de la montaña, ¿a que no sabes que me encontré?, siiiii… piedras y más piedras y como iba tan pendiente de donde poner los pies me despiste siguiendo las «fitas», marcas de piedras apiladas, que indican , aveces si y otras te lian el camino por donde seguir. Me encontré ante mí un barranco de unos 5 mts y mirara por donde mirara no tenia por donde bajar, la solución era volver atrás pero con el pie cansado y pocas ganas de volver a pasar por ahí, !hay no soy nadie si no puedo saltar como las cabras¡, jejejeejej me empeñe en bajar fuese como fuese, pero era muy arriesgado así estuve un rato de aquí para allí buscando por donde bajar. Algo me decía te vas a matar, no seas tonto vuelve atrás y algo me decía tu puedes Ram, piensa, piensa… seguro que hayas la solución, jejeje Así que me puse a pensar, jajajaja, vaya lo normal, jejeje al final vi que colgándome de un árbol, de sus ramas, podía alcanzar un saliente y de ahí bajando por las raíces que salían de la piedra podría alcanzar otro saliente y de ahí al suelo. El problema era el peso, la mochila. Por suerte, jeje, cuando prepare la mochila me acorde que tenia una cuerda de escalar plana que compre para ir a México, en un viaje a lo desconocido… pero eso es otra historia, así que la metí en la mochila por si aca… Descolgue la moxila con la cuerda y me dispuese hacer todo lo planeado y salio a la perfección, bieennnn… fui andando y encontre denuevo el camino marcado por palos de madera y franja en la punta de color amarillo, ya estoy otra vez en ruta… 
Al final llegue super cansado, con la pierna derecha muy, muy cansada de soportar todo el peso para no cargar el pie izquierdo, pero una siesta larga y el pensar que a la mañana siguiente ya estaría en casa me dejaron semi-nuevo. jejeje


Imágenes cedidas por mis amigos, muchas gracias a Sonia, Carme, Carlos, Xavi, Juan y Miguel


Si us plau, segueixi-nos i dona'ns un m'agrada:

 

RSS
Instagram